En el marco del Paro Nacional, principalmente entre abril y junio del 2021, se vivió una movilización social sin precedentes en Colombia. La brutal respuesta de las fuerzas del Estado resultó en al menos 75 asesinatos, de los cuales 44 fueron con presunta participación de la Fuerza Pública, según cifras de Indepaz.

Durante esos oscuros días, muchos quedamos sorprendidos con la indiferencia generalizada de parte de los colectivos evangélicos con mayor visibilidad en el país. Gran parte del discurso cristiano se centró en citar versículos sobre el regreso de Cristo, en llamar a la sujeción a las autoridades o en aprovechar la situación para «evangelizar». ¿Sirve esto para algo en una situación de crisis social? ¿Cuál debería ser nuestro papel frente a estas problemáticas que siguen sucediendo en nuestros países?

Escucha esta reflexión basada en Jeremías 31,15 y pensemos en lo que deberíamos ser como sal y luz en medio de una sociedad herida y que clama por justicia.

Para encontrar más reflexiones: https://www.instagram.com/cancionero_cristiano/guide/meditaciones/17900872414706104/

Compartir

Dejar una respuesta