El trabajo de construir una comunidad de fe no es para nada fácil, especialmente si no vas a atenerte a las fórmulas de «iglecrecimiento» y a los estándares que proponen casi que todas las iglesias evangélicas. Sin embargo, romper con estos modelos, tanto teológicos como litúrgicos, ofrece una libertad esencial para que las personas y sus necesidades estén en el centro de la experiencia de fe. Liberarse de los dogmas, los compromisos doctrinales, los discursos opresivos, los indicadores de éxito, las metas financieras… ¿será posible tanta belleza? Estuve conversando al respecto con Gregorio Restrepo, teólogo de la ciudad de Medellín, donde lidera la construcción de la Comunidad El Olivo, una comunidad que quiere crecer y vivir la fe sin ataduras. ¡No se vayan a perder esta charla!

Temas en la conversación

  • 00:00 | Introducción
  • 01:46 | Presentación de Gregorio y un poco sobre su historia de fe
  • 12:48 | Cómo surge la Comunidad El Olivo
  • 20:02 | Construir comunidad de fe rodeado de gente que aporte sabiduría, no ataduras
  • 33:02 | Sobre el desencanto generalizado de las personas con la institucionalidad
  • 42:30 | El asunto de la autoridad de la Biblia… y del predicador
  • 56:36 | Un rol saludable de la enseñanza bíblica en una comunidad auténtica
  • 1:06:47 | El futuro de la Comunidad El Olivo y su compromiso social
  • 1:20:30 | Lo que debería tener una comunidad para que valga la pena estar en ella
  • 1:23:33 | Salutaciones finales

Frases destacadas

Notas del episodio

Para conocer más sobre la Comunidad El Olivo:

Otras cosas que mencionamos en el episodio:

Transcripción

No disponible