¿Qué es el Cancionero?

Este proyecto es la materialización de un sueño personal que data de muchos años atrás. Desde muy niño aprendí a amar los himnos que cantaban mis mayores. El canto congregacional en aquel entonces en la comunidad cristiana donde se reunían mis padres era a capela, sereno, pausado… y me encantaba.

Cientos de himnos y sencillos coritos se adhirieron a mi memoria y a mi corazón. Además de ayudarme a elevar el alma en alabanza, despertaban en mí un ansia de conocer la historia detrás de cada estrofa, de cada autor y compositor. Llegó una oleada de grandes cantautores, con espectáculos llenos de profesionalismo y con música de producción impecable, y los viejos himnos y coros se fueron quedando guardados en el olvido, en libros viejos que ya nadie usaba.

El Cancionero Cristiano es un intento de rescatar un poco de esa herencia musical, de cientos de himnos, coros y cánticos que han estado presentes en la historia de las comunidades cristianas a lo largo y ancho de Hispanoamérica.


El formato

Este proyecto es una iniciativa personal. No constituye un ministerio ni representa a ninguna comunidad cristiana en particular, aunque yo hago parte de una.

Además, este es un proyecto casero. Grabo en la sala de mi casa, con una guitarra (de vez en cuando algún otro instrumento) y un computador portátil. Luego utilizo herramientas simples de edición de audio y video para preparar los videos y luego publicarlos en un canal de YouTube.

El formato es una tertulia semanal de más o menos media hora, en la que comparto canciones que hablen de un tema en particular. Durante la tertulia voy conversando un poco sobre la historia de los himnos, pensamientos bíblicos relacionados, saludos personales para amigos que me piden que grabe algún himno, todo en un tono muy personal.


El objetivo

El sueño detrás de esta iniciativa es, por un lado, rescatar nuestra herencia musical. Por otro lado, proveer recursos para músicos que quieran usar estos himnos, coros y cánticos para apoyar los tiempos de alabanza en sus comunidades cristianas.

Todo este trabajo lo realizo en mi tiempo libre, así que… ¡paciencia! Tal vez me pueda tomar un poco de tiempo hacer todo lo que tengo en mente. Por ahora, los invito a que escuchen, utilicen y compartan el contenido de este Cancionero Cristiano.

¡La gloria sea para nuestro Señor Jesús!