El debate alrededor de un proyecto de ley que busca prohibir las llamadas terapias de conversión para «corregir» la orientación sexual de las personas LGBTIQ+ ha vuelto a poner sobre la mesa preguntas importantes para examinar a la luz del evangelio.

¿Es pecado tener una orientación sexual diferente a la heterosexualidad? ¿Hay un modelo divino para la sexualidad? ¿La Biblia nos autoriza a considerar a ciertas personas como «abominación»?

Para hablar de estos temas invitamos a nuestros amigos Jhon Botia y Fabio Meneses, una pareja gay que sirve como pastor y diácono, respectivamente, en la Iglesia Colombiana Metodista en Bogotá. Nos contaron, sobre todo, su experiencia de fe y de supervivencia en medio de los discursos de odio y la tortura de las terapias de conversión.

Links de interés

Compartir

Dejar una respuesta