Los cristianos suelen llamar «milagro» a la conversión que hizo Jesús del agua en vino, pero si lo miramos fríamente fue un claro caso de magia.

Y no una magia cualquiera, sino de una alquimia basada en la ley del Intercambio equivalente.

Himnos y cantos en esta transmisión

  • Él puede
  • Cristo es hoy y ayer el mismo
  • Mi Señor y Dios
  • Tú pones lo demás
Compartir

Dejar una respuesta