El 31 de octubre es una de esas fechas donde muchas cosas ocurren al mismo tiempo. El querido Tilichero nos invitó a Pandereta Milennial y a mí para enfatizar dos de ellas: El Día de la Reforma y el Halloween.

El mensaje evangélico tanto en predicación bíblica como en himnos y alabanzas utiliza la palabra “MUERTE” como una de sus favoritas. Comenzando por la de Cristo. La Reforma Protestante nace como una forma de librarnos del miedo a la muerte y al castigo eterno. Pero a largo plazo eso ha resultado en una secularización de la muerte hasta niveles absurdos.

Porque se nos ha dicho que la muerte de los “elegidos” no debe causarnos tristeza, sino alegría. Pero ¿acaso no se vale hacer duelo por quienes perdemos? ¿Todo se trata de celebración porque está en la “patria celestial”?

¿Ser cristianos significa ser tan inhumanos que la muerte deje de dolernos? Hay que aprender nuevas formas de relacionarnos con la muerte desde la fe evangélica. Entender la muerte lejos del triunfalismo de los castillos fuertes y más cerca de la pena por la pérdida y la honra a la memoria de nuestros muertos.

¡Acompáñenos a cantar sobre muertos y zombis resucitados!

Himnos y cantos en esta transmisión

  • Meditad en que hay un hogar | Por: Abner
  • Amorcito de mis días | Por: Milena
  • Cuando muera yo | Por: Abner
  • La coraza | Por: Milena
  • Porque él vive | Por: Abner
  • Tenemos esperanza | Por: Abner
  • Canción vampiresca | Por: Milena
Compartir

Dejar una respuesta