Hoy voy a reaccionar a «Arrebato», de Nancy Amancio, una artista cristiana de República Dominicana. Esta canción tipifica un montón de puntos comunes en una teología que se centra en bienestar, prosperidad, guerra espiritual y poder de Dios a nuestra disposición. Pero, ¿qué tan cierto es todo esto? ¿Puede contener algún mensaje tóxico todo este discurso de arrebatarle cosas al diablo? ¡Vamos a ver!