Continuamos con esta conversación con mi buen amigo Esteban sobre los géneros literarios que se pueden reconocer en el texto bíblico y cómo esto modifica la manera en la que nos acercamos a leerla, más aún, cómo el hecho de obviarlos nos ha llevado a conclusiones muy alejadas de su mensaje real y de la intención de sus autores.

Compartir

Dejar una respuesta