En épocas de levantamiento social y de indignación frente a los abusos de un Estado que no muestra el más mínimo respeto por la dignidad y la vida de sus ciudadanos levanta preguntas relevantes para quienes nos identificamos como seguidores de Jesús. ¿Es la violencia una respuesta válida? ¿Deberíamos unirnos a la protesta o mostrar un espíritu de sumisión? De esto conversamos por invitación de mi amigo Oscar.

Compartir

Dejar una respuesta