“Sígueme”. Uno a uno, los discípulos de Jesús fueron recibiendo esa invitación del Maestro. Y lo dejaron todo: redes, barcas, mesas de los impuestos, hasta sus propias familias… De eso se trata la vida cristiana, de renunciar a lo que sea para seguir a Jesucristo. Hoy en día Su invitación sigue siendo la misma: “¡Sígueme!” ¿Vendrás con Él?

– 00:06 Yo oí al Salvador decir
– 04:22 Mirarte solo a ti, Señor
– 08:12 Resucitó
– 12:21 Oh, alma mía
– 16:49 Prefiero a mi Cristo
– 23:17 Tú has venido a la orilla
– 27:40 Te libraré

Suscríbete para escuchar semanalmente una tertulia en la que comparto más himnos, coros y cánticos de la herencia musical cristiana en hispanoamérica: http://bit.ly/2dcFvih

También puedes seguirme en Facebook: https://www.facebook.com/cancionerocristianoLA/

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *