¡Dios se hizo hombre! Recordar el nacimiento de Cristo nos llena de asombro al meditar en el misterio de la encarnación del Dios Eterno. También admiramos Su humildad al venir a hacerse como uno de nosotros. Y nos llena de alegría recordar que esperamos Su regreso. En esta tertulia comparto canciones para recordar todos estos pensamientos.

 


COMPARTE ESTO EN:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *