El tema de esta tertulia son las glorias del infinito amor del Señor y Su fidelidad para nosotros, que es nueva cada mañana. De hecho, la razón por la que Dios se hizo carne en la persona de Jesucristo fue mostrarnos Su amor: «De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo…» (Juan 3:16). ¿Has pensado en cuánto te ama el Señor? ¡Es un motivo para alabarle!

Notas de la Tertulia 11
  • En esta tertulia hago alusión a las «canciones de la escuela dominical». Para los que crecieron en un hogar cristiano, seguramente se identificarán con este recuerdo de los grupos de enseñanza para niños en las iglesias y las respectivas canciones que se aprendían allí. En mi caso, recuerdo que era muy divertido tener las ayudas visuales en cartulinas con ilustraciones, o incluso con formas alusivas a las canciones; por ejemplo, un coro que hablaba del Salmo 23 estaba escrito en cartulinas con forma de oveja decorada con algodón.
  • A propósito de la canción «El amor de mi Jesús» comento un poco la historia de su autora, Lelia Morris. Esta compositora de himnos norteamericana terminó sus días afectada por una ceguera total, razón por la cual le adecuaron un tablero de casi 10 m de largo con el pentagrama en alto relieve para que pudiera seguir componiendo.

COMPARTE ESTO EN:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde el blog

Escucha el Podcast

Suscríbete al boletín